Sin categoría

“you are a good driver”

jajajjaja

20 de julio de 2011. 14:11pm

Miércoles

Hoy tocaba arreglar el coche. Una batería completamente terminada, cambiar el aceite, el líquido de transmisión, la suspensión,…Me temo que este coche no había pasado una revisión desde su compra.

Ahí los tenéis, Sadate, el mecánico (camiseta azul), David (gorro negro) y lo siento, me dijo su nombre pero no fue capaz de recordar los tres (el taxista que nos llevó a Rafiki Village de nuevo). EJ estaba a mi lado así que no sale en la foto. Tampoco Ed y su esposa, los misioneros y encargados de Rafiki estas tres semanas mientras Dave, el director, está de vacaciones en USA.

Conste que cuando me recogieron en el hotel me acojoné. Cuando les vi desenvolverse, comprar, trabajar,…supe que estaba en buenas manos. Pero me dieron un viaje a la ciudad para comprar la batería que no os quiero ni contar. Imaginaros con 4 liberianos en un taxi liberiano. EJ, la única mujer, y yo la única blanca (luego entenderéis por qué lo pongo así). Y los cuatro discutiendo alto y claro dónde era mejor comprar la batería. Porque aquí nadie sabe de nada pero todo el mundo sabe de todo. Ah! Espera que recuerdo, esta es una normal general que aplica a casi todos los lugares del mundo. Pues aquí también. Me pusieron la cabeza como un bombo porque además EJ, la única mujer, parecía saber más que ellos y ellos como que no estaban dispuestos a aceptarlo. Al final creo que la mujer se estaba echando un farol, no tengo pruebas que sigo perdida en el inglés liberiano (aunque bueno esta vez, me di cuenta después, estaba si cabe más perdida, Sadate hablada también en francés, imagino que porque Stephanie, la directora del hotel para quien trabaja, es francesa).

Fuimos a ver el coche para ver las cosas que necesitábamos, tipo de batería,…y otras cosas que fueron surgiendo, que si los amarres (no soy mecánico, no me sé los nombres) de la misma, cambiar el aceite, un filtro,…pero hombre! nadie había hecho una revisión a este coche antes?. Me llevaron a una zona de compras. Buah!!!! No sé si reir o llorar. Aquí también me acojoné. Siento usar estas palabritas pero es que lo de hoy no ha sido para menos…full of cars, full of people, full of bad boys según me dijo el taxista, mind your bag,…Yo: “Qué me dices? Ok. ok. I will”. Pero es que estaba full of de todo, colores, olores, sensaciones, que si quiero llorar, que si tres chicos hablan en modo aquí nos paramos, uno de ellos recostado (literalmente, como si estuviera en la playa) sobre el capot de su coche, tierra, niños llevando agua, otros vendiendo cosas, lo que sea, cualquier cosa que os podáis imaginar y las que no,…de hecho el taxista de camino  a la tienda se compró (conduciendo) galletas y una bolsa de agua. Bolsa sí. Una bolsa, cuadrada y sellada, la compras, muerdes una esquina y te bebes el líquido madre a medida que la bolsa se va haciendo más pequeña. No he encontrado ninguna foto para enseñaros, habrá más oportunidades. Yo las había visto ya, mi pasado en Mondariz me lo había enseñado, es muy típico en África.

120 USA dolars. Fuimos de nuevo a Rafiki. Cambiamos batería y aceite y de vuelta a Kendeja, porque a todo esto habían pasado las 4 horas comprometidas con EJ y su taxista. En Rafiki Sadate dijo: “who is gonna drive the car?”. Yo: “Me”. Sadate: “Oh oh, ok (sin mirar a los ojos que es como ellos te hablan)”. Me subí y arranqué. David y Sadate detrás. EJ en el asiento del copiloto. Nunca había conducido un automático que sonara tanto, con tantos ruídos. Frena. Acelera. (Sadate quería saber de dónde procedían esos ruídos). Sadate y David parloteaban detrás. Imagino que tratando de descifrar  que podría estar mal en el coche. Me dijeron: “the job is not finished madamme”, …este coche necesita más more maintenance. Perdonadme por contaros las frases tal cual así me vienen a la cabeza, cierro los ojos y trato de recordar para poder contaros exactamente cómo fue. Silencio, recta, acelerón, frenazo, adelantamiento,…y oigo detrás: “She can drive”. jajjjaja. Fue buenísimo. Ya me parecía extraño que estuvieran con sus cabezas pegadas, los dos, casi entre los dos asientos delanteros. Como van los (algunos) niños en España. Bueno, como íbamos cuando éramos pequeños al menos los del 73. Por eso os he dicho antes que EJ fue la única chica en este viaje. Yo aquí, soy un bicho raro. Sé conducir. no. Puedo conducir!!!!….

De vuelta al hotel les di las llaves del coche a Sadate y David. Pagué al taxista para que llevara a EJ de vuelta a casa ( a una hora de aquí), me di una ducha y ahora os escribo a la par que me tomo una cerveza a la salud de la gente que me acoge aquí, rezando para que me traiga suerte, y a la vuestra, que sé que estáis.

Gracias.

Por cierto, si tuviera que describir por el momento Liberia diría que huele fuerte, no mal. Fuerte. Muy fuerte. Tan fuerte que creo que podría tocar su olor.

Otra cosa más, $20 USA, esto es lo que le costará a Macdella Cooper Foundation una puesta a punto en Liberia. O sea, lo que David y Sadate obtendrán por arreglar el coche. Tomad nota amigos con taller. Si necesitáis a dos hachas de la mecánica llamadme. Les conozco.

Anuncios

Comentarios

2 comentarios en ““you are a good driver”

  1. Hola Sandrita, acabo de descubrir tu blog y he deducido todo el resto… Me alegro mucho de poder seguirte por aquí, te leeré con mucho interés y seguro que algunas veces sufriré un poco por ti pero también sé que muchas otras te envidiaré desde aquí, de hecho ya te envidio un poco. Mucha suerte y muchos besos.

    Publicado por Maria | 21/07/2011, 8:47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: