Sin categoría

La lluvia

2 de Agosto de 2011. Martes

15:40pm. Lleva lloviendo dos días.

Y sin parar. Hoy ha sido tan fuerte la que ha caído (no ha parado aunque ha tenido sus momentos más flojos) que terminé mojada de pies a cabeza. Red me persigue a todos sitios con un paraguas. “No necesito paraguas”. Me gusta la lluvia en Galicia no me va a gustar ésta?…

Hemos terminado con el generador. Una batería nueva y una revisión a fondo ha sido todo lo necesario. Ahora 30 galones de diesel a la semana proporcionarán la luz suficiente para toda la escuela manteniendo las horas de funcionamiento del mismo, 3 al día.

Como veis aquí también “impossible is nothing” aunque lleve más tiempo.

Small small! Así es como se dice. Más vale que no vengas con prisas ni con expectativas. Esto me lo enseñaron anoche. Cené con los señores de African Petroleum. Me invitaron. Dos de ellos managers. El otro, mecánico de helicópteros. Canadiense. Trabaja 42 días y descansa (en su casa en Canadá, en las montañas) otros 42. Está construyendo su propio helicóptero. Tiene una cessna y un bonanza, ambas fabricadas por él. Se pellizca el brazo, me mira y dice: “my life men,…oh men!” (se pellizca) y termina: ” I am awake”. Sí! Yo también quiero decir eso algún día. Es el pequeño de 5 hermanos y dice que sus padres siempre le enseñaron lo que está mal y lo que está bien. Pero que nunca le forzaron a hacer nada ni a ser nada que no hubiera querido hacer o ser. Escucha. Es de los 4 el que más escucha. Sobre todo cuando hablamos de la vida y los hijos. Él no tiene (hijos quiero decir). Y hace preguntas. Se interesa por los puntos de vista del resto. Sin imponer los suyos. Esta tarde noche le he prometido acompañarle en su paseo por la playa hasta el punto al que yo no me he atrevido a llegar. En el fondo soy egoísta. Quiero hacer ese paseo y sola no me he lanzado.

I am jelous. Alucino con las vidas interesantes que hay por el mundo. Y quiero creer que no he visto nada.

Melville no se recupera. Al final no le han puesto las inyecciones. Margaret, la cuidadora que le acompañaba no tenía 500 dólares liberianos (unos 7 americanos, unos 5 euros) para pagar el medicamento (o no los tenía o no quiso poner de los suyos, nunca lo sabremos, al menos no por ahora) y tan sólo le han dado unas pastillas antimalaria. Su fiebre no baja y su estómago se hincha. Su mirada se decae cada vez más al igual que la presión de su sangre. Como aquí cada niño enfermo de malaria es uno más y perderle tampoco es tan grave sobre todo si no tiene padres, no me han llamado para pedirme los 10 dólares. Esta mañana le llevé de nuevo a la clínica.

No encuentro el adjetivo para la miseria y la necesidad que hay en el mundo. Es degradante. Insultante. Es un pecado capital. Lo es o debería serlo. Que exista. Existe en cualquier parte del mundo. No sólo aquí. Pero existe. Yo no necesito grandes cosas para vivir. Aprecio la ducha y la ropa limpia. He venido con una maleta y no he usado la mitad de las cosas. Lavo mi ropa (ayer compré detergente, cuando le dije a EJ que yo lavaba mi ropa cambió de color y dijo: “I like strong people”. Un blanco no se lava la ropa. El mundo definitivamente está mal repartido. A veces injustamente. En mi pueblo se dice: “Dios dalle pan a quen non ten dentes pa roelo”. Imagino que no necesitáis traducción ni interpretación.

La próxima vez que paguéis 5 euros por un par de cañas recordad que con ese dinero se salva a un niño, se le cura de malaria. Incluso con menos.  Aquí, como en todos sitios, todos, nadie se excluye, tienen que “make good money” y lo que podría costar 1 puede costar hasta 3.

No quiero que os sintáis mal. Ya bastante mal me siento yo hoy. Nunca se acabará la miseria de algunos. Nunca. Si no se acaban las ansias por acumular de otros. Incluso el que da quiere acumular, aunque sólo sea acumular la sensación de sentirse bien. Siendo triste es una realidad y mientras no seamos conscientes todos, podemos irnos a casa.

Disfrutad de la lluvia que creo también cae en Galicia. En el resto hacedlo del tiempo que toque.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La lluvia | Vigo al minuto - 03/08/2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: