Sin categoría

Lecciones te da la vida si las quieres aprender

23 de septiembre de 2011, Viernes ya!

00:12am El que no llora no mama y lo que vuelve es porque ha ido antes ya. The are not rules. We all sometimes fall in our face…

Son entre otros algunos de los refranes que adelantan lo que está previsto aprenderemos a lo largo de nuestra vida. Aunque no siempre y/o no siempre a la primera. No se puede olvidar que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

Como yo!. Que será por tropezar. O más bien por confiar?. Porque un home é un home e un can (home) é un bicho, aunque a veces no queramos ver el bicho, o pensemos que el bicho es menos bicho ya.

Creemos los más ilusos, los menos desconfiados que la vida es una enseñanza que nos trata a todos por igual, que nos pone en nuestro sitio y que con dosis de castigo acrecienta nuestra humildad. Y no, a veces no por mucho madrugar amanece más temprano, y los malos no siempre llevan el caballo más malo (lento) aunque eso sea lo que siempre llega a Cannes.

No te fíes de aquellos que te dan caramelos si no los conoces me decían cuando apenas levantaba medio palmo. Y, vaya por Dios, no lo hacía entonces, la niña orensana con piernas de canibela,  y lo hace ahora esta cuarentona pensada curtida.

Mi contractura en la espalda y el pecho, el dolor de cabeza y de corazón (real en este caso nada de figurado) son el fruto de las dos peores cosas que me han puesto en guardia estos días: me engañan con el segundo proyecto personal más importante que emprendo en mi vida y me engaña el padre del primero de esos proyectos. Sí, Mario es, fue, el primero.

Qué he hecho yo mal para merecer esto?. Y me dice María: “Ahora amiga mía centra tu energía, la poca que tengas, en buscar, en continuar con tu búsqueda. Caray!. Gracias María. Por un momento he llegado a pensar que buscar era malo, cuando al final parece adecuado volver a buscar.

Tú te lo buscaste me cabría ahora aquí. Y es verdad. Me lo busqué. Me lo busqué?. Yo buscaba otra cosa y esto fue lo que encontré. Pequé de confiada. Como siempre. Tal vez. De pensar que siempre en el otro puedes hayar buena voluntad. Pues sí. Pequé. Pero es este un pecado de verdad?. Y más aún, debo en verdad penar por él?. Cuál es mi penitencia señor abad?. Póngame por favor unos días de reflexión y de olvido, y hágame rezar después de nuevo un nuevo proyecto que le dé de comer a mi cuerpo (a nuestros cuerpos) y a mi alma si puede ser al mismo tiempo, tal y como le había pedido este año a los Reyes Magos.

Y como de tropezarse va la cosa por qué no tropezar por una vez con la bonoloto de la luz y la tranquilidad?, esa en la que no te toman el pelo, esa que te deja sonreir y transmitir lo que eres en verdad. Esa, que hace que te regales.

Ay!..que te regales…Ojo con regalarse. Sí, con regalarse. Regálate sí. Pero con cuidadiño. Porque si bien tú no mides cuando te regalas, el que te recibe tampoco lo hará, al fin y al cabo a él no le cuesta más que abrir la mano y volverla a cerrar, apretar y luego tirar. No es culpa suya. Éste tirará con ganas hacia sí. Más, cuanto más le haga falta lo que tú tienes para dar. Así que ojo con la entrega. No quiero pecar de NUNCA MAIS, de ahora ya no me voy a entregar. Ahora puedo si cabe permitirme el lujo de pecar con medida, con mesura, con cosnciencia, …aunque hay que entrenar…pecar sabiendo que vas a pecar, que tendrás penitencia, y que si la quieres pequeña medido ha de ser tu pecado con anterioridad.

Pena, penita, pena. Que no por ser penita es más pequeña. Es enorme. Es tremenda. Una maleta cargada de ganas y de ilusión. Abierta. Todavía, sí, todavía sin desempaquetar. Cómo guardar en cajones amor, libertad, ayuda, generosidad, corazón, sencillez, no necesidad, calor, abrazos, color, risas, pasión,…?. Los tengo fuera y sin colocar. Ha sido tan grande la bofetada que todo se ha juntado para no distinguirse, y para hacerme temblar, para bloquear mi sentir, para acelerarme hasta el desasosiego, para confundirme, para no dejarme disfrutar.

De qué? Si ahora no me está permitido disfrutar. Ni siquiera de lo que más quiero en el mundo. Sí a tí Mario. A tí. A tí tampoco te puedo disfrutar porque aunque yo quiera hacerlo, ahora, “manda” papá. Manda? Qué manda? Es que a caso en esto se puede mandar? Pero en qué mundo vivimos que creemos que nuestros hijos son de nuestra propiedad?

Recuerdo lo que un día leí y Víctor Morales me recordaste hace poco. Y lo profeso porque lo creo. Aquí os lo dejo:

Tus hijos no son tus hijos (Kahlil Gibran)
Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de si misma.
No vienen de ti, sino a través de ti
y aunque estén contigo
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas,
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos semejantes a ti
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual, tus hijos
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.

Y luego me dices que no soy normal… Gracias a tí María José me doy cuenta de que no. No lo soy. No soy normal. Soy mejor que normal. Y si no lo fuera, lo de mejor digo, queriendo vivir a mi manera, y sin molestar, DÉJAME VIVIR EN PAZ!!!!!. Sí, soy la nota discordante en la muy masculina sinfonía de tu historia (Javier Sádaba, página 105 El amor y sus formas). Por eso debo pagar?.

(No tú María José, tú ya sé que me dejas vivir).

Las vueltas que da la vida verdad?. Si quieres jugar a ver quién saca la cabeza por encima de los demás no cuentes conmigo.

Pondré un poco de música para que alimente mi alma. Mi cuerpo no se quiere alimentar. Hombre no es una tragedia. No! No lo es. De aquí también saldremos. Pero hombre, TAMBIÉN, relájate ya conmigo, dulce (espero al final) amarga maldad, que en el fondo, yo tampoco te he tratado mal. Acepto mi dosis. Ahora vete ya!. Y haz que el amor que a partir de ahora me traigas sea además de afectivo, efectivo. De lo contrario, que se vaya por donde haya venido.

Gracias a los que me habéis dicho cosas para ayudar: “Sandrita tú vales mucho, no te hundas, aúpa!, ahora a seguir, a continuar, eres especial, my special little flower, tú eres mi niña, valiente,…relájate ya!”. Cierro los ojos con el único objetivo y esperaza de que se hagan verdad.

Feliz fin de semana. El mío lo será. Me toca Mario. Me tocas? Pero si te parí!…nos hemos vuelto locos…

Ahora aquí. Adios ayer. “José Padilla”. Jose Padilla – Adios Ayer – Original Mix

Anuncios

Comentarios

8 comentarios en “Lecciones te da la vida si las quieres aprender

  1. “Feliz fin de semana. El mío lo será. Me toca Mario. Me tocas? Pero si te parí!…nos hemos vuelto locos…”

    Esta frase es de las cosas más ciertas y sensatas que he leído en años. Mucho ánimo.

    😉

    atorron

    Publicado por atorron | 23/09/2011, 0:54
    • Gracias Alberto, a veces, me siento sola pensando sensatamente y acusada de loca…..debo confesarlo. Recibir mensajes como el tuyo me anima a seguir por un camino hecho propio. besos

      Publicado por ababernardo | 23/09/2011, 10:39
  2. Pues claro, Alejandra… Sigue por TU camino, no el camino que los demás creen que debes seguir, No el camino de todo el mundo, NO!!!.

    Sigue TU camino, es el bueno!!! estoy convencida.

    Un abrazo desde Vigo

    María José

    Publicado por Maria José | 23/09/2011, 14:53
    • Gracias María José, siempre he intentado seguir mi camino, ahora más que nunca más consciente. Difícil. Pero más sensato. Aunque los demás crean que es una locura. Un beso grande y gracias por tu apoyo.

      Publicado por ababernardo | 26/09/2011, 9:25
  3. Niña vente para BCN, aquí te esperamos con mucho afecto y amistad, 10000000000000000000 Bssssssssssssssss

    Publicado por AnnaCampoy | 23/09/2011, 17:47
  4. María y yo disfrutamos mucho del rato que pasamos con vosotros hoy. Lo repetiremos siempre que queráis. Hay que ver las vueltas que da la vida, pero eso no es bueno ni malo, son circunstancias por las que nos toca pasar, y de todo lo que te ha ocurrido te podrás recuperar perfectamente.

    En marcha hacia el siguiente paso. No pierdas de vista tus objetivos y sigue adelante. No vale de nada pensar en lo que puedo haber sido.

    Piensa que de todo se aprende. Seguro que no te volverá a pasar. Cabeza alta y adelante. Sin miedo.

    Publicado por atorron | 24/09/2011, 22:12
    • Alberto, Mario y yo tb nos lo pasamos muy bien. Y por supuesto luego vinieron las barcas….fue chulo, mucho sol y el enano disfrutando de su imaginación, éramos piratas y los patos tiburones, y los demás barcos otros bucaneros…
      Gracias por pasar la tarde con nosotros. Nos veremos pronto. Un beso grande a los dos.
      Cabeza alta y adelante! 🙂

      Publicado por ababernardo | 26/09/2011, 9:20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: